Pin It

Widgets

EL ADIÓS A LA TALA HISTÓRICA DEL VALLECITO DE SUMAMPA VIEJO.

Diario Sud | 20:15 | 0 comentarios

 Como mudo testigo del tiempo, quedo el tronco y dos ramas de la Tala histórica del Santuario Histórico de Sumampa Viejo. Solo vestigios de lo que fue esa frondosa tala que por años cobijo a los peregrinos que llegaban de diferentes puntos del país a dar gracias o pedir bendiciones a la patrona del pueblo santiagueño.
Esa Tala  que con sus ramas impregnaban cada noviembre el rezo del santo rosario y misas de las tardecitas de la novena, donde  innumerables sacerdotes y obispos pasaron con gozo y alegría de estar en una de las fiestas marianas más importantes del país.
En los últimos años, la Tala sufrió la invasión de hongos que provocaron que sus ramas se fueran secando y a pesar del esfuerzo de Susana y Ana Ibarra, Eduardo González de intentar hacer algo para rescatarla, no logro resistir y se fue secando.
Llegar al vallecito de  Sumampa Viejo y ver la Tala  tirada arriba allí en ese círculo de hormigo y piedra, que con los años la fue matando; te invade la tristeza; porque el paisaje y el santuario sin la Tala no es lo mismo, porque  le falta algo a ese bello lugar, que desde 1630,  fue espacio elegido por miles de peregrinos y devotos que elegían la Tala para rezar, sus sombras para descansar o simplemente para encontrarse con algún familiar o amigo que participaba de las fiestas del lugar.
Sin lugar a dudas, Sumampa y el Santuario Histórico Nacional de Sumampa Viejo, perdió un símbolo que marco la historia de Nuestra Señora de la Consolación de Sumampa.

Archivado en::

0 comentarios