Falleció el menor que fue baleado accidentalmente por su padre



Carlos Nahuel Crespín, de 16 años, peleaba por su vida en una cama de la sala de terapia intensiva del hospital Regional, hasta la tarde de ayer, cuando falleció. Presentaba una herida de bala en la cabeza, la que habría sido ocasionada de manera accidental por su padre.
Crespín ingresó al centro de salud capitalino el 3 de mayo del corriente año. Residía junto con su familia en una vivienda del barrio Islas Malvinas de la ciudad de Ojo de Agua. 
La trágica tarde se encontraba junto a su padre, identificado por la Policía como Carlos Antonio Crespín (44), quien estaba limpiando la carabina de un arma.
El adolescente estaba observando lo que hacía su padre, cuando imprevistamente el arma de fuego se activó y el proyectil impactó en la frente del menor. La víctima se desplomó y fue trasladada en grave estado de salud al hospital zonal de Ojo de Agua, donde se le practicaron las curaciones necesarias y posteriormente fue trasladado al Regional, donde falleció.

 Fuente: Nuevo Diario

Diario Sud

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram