"Los dueños querían desalojarla de la casa", afirmó la madre de la joven

"Este fin de semana no podré prenderle velas al Señor de la Paciencia; me duele mucho que a 20 días, aún no sé quién mató a mi hija". Rosalba Lobato dijo ayer que el Señor de la Paciencia "es un santo muy querido en Los Telares y por quien habrá fiesta en el pueblo. Eso es lo que necesito hoy, paciencia", juzgó.
Más de una hora y media declaró en la causa. "Para mí los sospechosos son gente cercana; sé que querían sacarla a mi hija de la casa, desalojarla". Para Rosalva, "todo es raro. Pensé que rápido iban a agarrar y guardar al que hizo esto".
"Era muy calladita"
Al recordar a su hija, resaltó: "Era una hija muy calladita y solitaria. Ese día le envié un sms que no me respondió. Le preguntaba sobre la comida que iba a hacer", resaltó.
Consultada sobre su yerno (Gustavo Cejas), Rosalba manifestó: "Estoy tranquila porque él no va a sacar ni quemar las cosas de mi hija al menos por un año", dijo. "Necesito ver a mi nietita; ojalá él me deje tenerla también. Es lo único que me queda de mi hija", acotó.
"No puedo creer esto. Lo que le hicieron a una hija que no la voy a tener nunca más", enfatizó a los periodistas, sin lograr contener las lágrimas.

Fuente: El Liberal.

Diario Sud

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram