Orfebre habría abusado de la hija casi una década y el ADN confirmó paternidad en niño de seis años.

Un reconocido orfebre enfrenta una posible condena de hasta 20 años, de precipitarse el peor escenario en un juicio iniciado a puertas cerradas.
El protagonista es un fabricante de cadenas y anillos, quien durante casi una década habría sometido a vejaciones sexuales a su propia hija.
La víctima, hoy ya jovencita, declaró ayer y reveló cómo fue el calvario junto a su padre.
Destacó que al bordear la adolescencia quedó embarazada, pero evitó dar el nombre del abusador, por verguenza.
Con los años, se hartó y confesó que el responsable era su padre. El sujeto cayó preso en horas.
Lapidario
En forma paralela, la Justicia dispuso análisis de ADN, cuyas conclusiones resultaron lapidarias. Más de un 99% confirmaron su paternidad.
Con tamaña prueba, ayer el defensor Ariel Alejandro Villagrán debió esforzarse más de la cuenta para intentar atenuar el panorama cuesta arriba.
Hoy, declararán los policías y quizá el bioquímico que efectuó el ADN, resultado que puede resultar trascendente.
Cuenta regresiva
De reducirse la cantidad de testigos, es posible que las audiencias terminen hoy mismo y mañana el tribunal escuche los alegatos. Los vocales son María Angélica Peralta de Aguirre, José Luis Guzmán y María Eugenia Carabajal. Los cargos endilgados son "abuso sexual con aceso carnal agravado por el vínculo", trascendió.

Los agravantes tornarían negro el horizonte y la fiscal Gabriela Gauna abogaría por una condena alta.
Fuente: El Liberal.

Diario Sud

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram