Una zapatilla de Parra tenía sangre y su huella es similar a la hallada en la casa donde mataron a Teresa Lobato

Una suela de la zapatilla secuestrada al colombiano Jefferson Parra habría resultado letal, ya que "estaba impregnada con sangre" y el calzado sería idéntico a la huella dejada por el homicida de María Teresa Lobato, la siesta del 28 de abril pasado.
Ello fue revelado ayer por la fiscal Aída Farrán Serlé, 24 horas después de detenerse al ciudadano extranjero, a quien se imputó "homicidio calificado por femicidio", reprimido sólo con una pena de prisión perpetua.
"El 14 de este mes se procedió a allanar la casa del sospechoso y su lugar de trabajo. En el procedimiento fue incautada una zapatilla. Se nos acaba de informar, adelanto de la División Criminalística, que la suela del calzado es idéntica a la huella del lugar del hecho, manchada con sangre", abundó Farrán Serlé.
De 12 a 14
Al recrear los aspectos sobresalientes de la causa, la titular del Ministerio Público estimó "el horario de muerte entre las 12 y 14". También señaló que uno de los elementos que decantaron en la acusación al extranjero "es la mala justificación. Lo contradijeron, testimonios de testigos y de empresas de transportes", acotó.
"Hoy (por ayer) hemos formulado la correspondiente plataforma fáctica". Agregó: "Le puedo decir también que de la recuperación de los mensajes de texto, borrados por el imputado, surge claramente una relación afectiva y un encuentro que se produciría el día 28 de abril, entre el sospechoso y María Teresa Lobato".
¿El móvil?
La fiscal fue mucho más allá. Al indagársele sobre el móvil, juzgó: "La causa del crimen sólo él lo sabrá. Y lo manifestará, o no, cuando ejerza su derecho de defensa. Nosotros tenemos elementos directos, como su presencia en el lugar del hecho", en alusión a Toro Pozo, distante 8 kilómetros de Los Telares, Salavina.
"El tiempo que permaneció en la casa, también sólo lo sabrá él. La señora estaba sola desde las 8 de la mañana a las 18, horario en que iba a acompañarla su hermano adolescente", resaltó.
"Siempre les dije, es un trabajo de mucha paciencia. Había una sospecha sobre él, pero dado a los plazos procesales no podía sustentarse más su detención". Vale recordar que el colombiano cayó preso la madrugada del 29 de abril y fue excarcelado el 16 de mayo.
"Estos 46 días se trabajó con elementos probatorios, nuevos secuestros y se llevaron a cabo medidas valiosas para el proceso". En su encuentro con los periodistas, Farrán Serlé recordó: "La indagatoria (de abril) fue exhaustiva. Creo que duró casi 3 horas. Allí, nos dijo que visitó a María Teresa y que estuvo apenas 20 minutos. Que se fue entre las 12 y 12.15; que pasó al paraje Ramirez de Velazco, después a Sumampa y terminó en Ojo de Agua... pero lo contradijeron los otros elementos aportados", ahondó. "Esto llegó a su fin con la detención del joven. No puedo dejar de agradecer la labor de los policías, más el Gabinete de Ciencias Forenses; fue un trabajo maravilloso", enfatizó.

 Fuente: El Liberal.

Diario Sud

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram