Pin It

Widgets

El sumampeño que se convirtió en un símbolo de Boca Juniors.

Diario Sud | 8:44 | 0 comentarios

Alberto Medina, un sumampaño radicado en Buenos Aires, es una de las figuras más reconocidas del Club Atlético Boca Juniors, representa a la “Novia de la 12”.
Su historia está muy ligada a la institución xeneize. Desde el año 1974 comenzó a estar en la hinchada y permanece hasta el día de hoy. “Toda una vida”, afirma él en diálogo con Noticias del Estero.
Actualmente se encuentra en la provincia, especialmente invitado por los integrantes de la Asociación Civil Boca de mi Vida, para celebrar el segundo aniversario de la institución.
“En el 76 Boca sale campeón del torneo local y clasifica a la Copa Libertadores, en ese festejo tenía 17 ó 18 años; había un muchacho de unos 25, y lo vi disfrazado de novia. No entendía nada. Con él, a través de los partidos y frecuentar nos fuimos haciendo amigos, éramos un grupo de cuatro o cinco personas”, relata con cierta emoción recordando esas gloriosas épocas. “En el 79 se va y en el 81, Boca sale campeón con Maradona y José, “El Abuelo” Barrita (quien ese momento se encontraba al frente de la hinchada), en una reunión dice que alguien tiene que seguir la tradición. Esa no era una época tan liberal como ahora, ponerse un vestido de novia, con todo lo que eso implicaba, era algo muy fuerte. Me lo ofreció y le dije ´no, estás loco, qué va a decir mi familia, mi familia´. Después acepté pero nunca me imagine tanta repercusión”.
Por sus años en la tribuna, conoció a una importante cantidad de personas que le dejaron “recuerdos y enseñanzas enormes”. Por ejemplo, para su cumpleaños –el 12 de septiembre- “fui a cenar a la casa de Colazo (Nicolás)  y no sabía que me estaban esperando para festejar. Que un jugador celebre algo así es muy loco. La amistad que tengo con Román, es una de las cosas más grandes. Más allá de lo que sea él, que por ahí es criticado y en otras veces no, para el hincha de Boca va a ser siempre el ídolo. Tener una amistad con él, es otra de las cosas que me deja esta pasión. Es realmente increíble”.
Sobre el hincha del interior, ese que muchas veces gasta “lo poco que tiene” para ir a ver un partido, destacó que “trato de representarlos, porque quiero mucho a la gente del Interior, lo conozco. Sé de las incomodidades para viajar, lo lejos que está todo y muchas veces no les damos el reconocimiento que se merece”.
“Yo nunca me creí barra, siempre evité todo eso. Estoy más allá de todo eso. La vida me llevó a otro lado”, asegura.
Su personaje es uno de los más reconocidos y con una larga historia.

 Fuente: Noticias del Estero.

Archivado en::

0 comentarios