Pin It

Widgets

Hambriento y con sed, se entregó el sujeto que quiso asesinar a tiros al nuevo novio de su ex.

Diario Sud | 11:27 | 0 comentarios

Una semana después de atacar a balazos al novio de su ex pareja, ayer se entregó en la Fiscalía un vecino de Ojo de Agua, quien permanecía oculto en el monte.
Se trata de Walter Báez, quien arribó al despacho de la fiscal Lorena Nieva, acompañado por sus abogados Úrsula Fava y Raúl Sambadez.
Báez está imputado por ‘homicidio en grado de tentativa’ de Pedro Alberto Casa, al parecer por motivos pasionales.
"Amores de a tres"
Según la trama de la investigación, Casa se puso de novio con la ex pareja de Báez, quien jamás aceptó el fin del vínculo e intentó ‘sacarlo del medio’ agrediéndolo a tiros y por la espalda.
Nadie sabe si la de Báez fue una reacción desaforada, o bien consensuada con el remisero, Julio César Ruiz, cuya arma fue utilizada para el atentado contra Casa, trascendió.
Cual insólita "locura de amor", Báez viajó "colado" en el remís, junto al padre de Casa. El hombre jamás sospechó que no iba solo, ya que es no vidente, se supo.
Ya en la casa de la novia de Casa (familia Navarro), descendió primero Báez.
En segundos, apareció del monte Casa y Báez extrajo el arma de fuego. Casa no pudo huir, ya que fue alcanzado por dos tiros en la espalda.
Internado
Hoy, la víctima permanece internada en el Regional. Báez suda la gota gorda al enfrentar el proceso.
Y, de paso, el remisero empezó a recuperar la memoria. Acaba de solicitar la ampliación de indagatoria.
El enigma colectivo es si buscará la mano a Báez, o bien sujetarse a ella con más fuerza, a contrapelo de la verdad real, enfatizaron los voceros.
Fuente: El LIberal.

Archivado en::

0 comentarios