Pin It

Widgets

El Tanicu: Tradiciones y costumbre familiares de Villa Salavina.

Diario Sud | 1:28 | 0 comentarios

Con el fin de mantener viva una centenaria tradición y creencia popular; la Familia de don Maño Farías, se reunieron con familiares, amigos y vecinos el domingo pasado (primer domingo de octubre) para celebrar la llegada del Tanicu, esté mitológico personaje es también llamado, "El Dios de la Abundancia", quien llega por las casas y se lo debe agasajar con abundancia de comida para que pueda “bendecirte” para que tengas un buen año; pero es terrible en la venganza si esto no fuera así y reparte miseria todo el año sin doquier.
Mariana Farías, en dialogo con Diario Sud, destacó “La familia Farías, continúa con una tradición familias de más de 100 años inculcada por mi abuelo Maño Farías; que fue transmitiendo de generación en generación, de que cada primer domingo de octubre, se debe reunir toda la familia y disponerse a celebrar los cultos en honor al Tanicu, junto a amigos y vecinos, donde debe haber abundancia en la bebida y la comida, donde no falte el baile y la música”. Ahondó 
Con la llegada del Tanicu, no existe temor por su aparición, sino por el contrario, un gran anhelo 
de su visita, que finalmente ha de beneficiar a quienes tengan el privilegio de haber sido elegidos por el Tanicu para compartir un almuerzo. Se trata de un joven que vive oculto en las entrañas del monte, en una situación de miseria permanente, a juzgar por las ropas que luce, lo que justifican esta presunción. Sus atuendos son desalineados y rotosos, pantalones remendados, sombrero viejo y desprolijo, harapiento, no tiene calzados y sus pies delatan que nunca los tuvo por enormes tamaños y el aspecto costroso y cayociento.
Este domingo, largas mesas con mucha comida y bebida se ubicaron a la sombra de los árboles, donde la familia Farías fueron recibiendo a familiares, amigos y vecinos que llegaron a celebrar más de 110 años de la fiesta, donde a la hora de compartir el ”alcuco” realizaron una celebración, dando gracias y se pide por un año lleno de abundancia para toda la familia; para luego compartir la música de Tino Acosta, Juan Díaz, Eligió Gómez, Nelson “Chaveta”, entre otros músicos populares, donde en el patio no faltaron las parejitas de baile hasta el anochecer.

Archivado en::

0 comentarios