Pin It

Widgets

El Albardón: Cuando tenes vocación y amor por lo que te gusta.

diario sud | 7:45 | 0 comentarios

A pesar de las adversidades de convivir con los bañados gran parte del año, los docentes de la Escuela N° 578 de EL Albardón, en el interior del departamento Mitre no bajan sus brazos y nada desdobla sus esfuerzos para poder cumplir con sus obligaciones y llegar como se pueda a la escuelita que está rodeada de agua a causa de los bañados del río Utis, para enseñar a los niños de la zona y estar al servicio de la comunidad que necesita de su acompañamiento ante la difícil situación que les toca vivir rodeado de agua.
Con gran vocación de servicio, la directora/ maestra Claudia Guzmán de la ciudad de Sumampa y la maestra jardinera Juana Torres de Pintos, deben recorrer varios kilómetros por ruta y caminos intransitables, para luego caminar por medio del agua y hasta en maroma tirado con caballos para llegar a la escuelita rural y estar junto a su comunidad educativa, que sufre gran parte del año de estar rodeado del agua que baja del norte del país por el rio Utis y deben emigrar a zonas altas con sus hijos y cuidar sus pocos animales con que cuentan.
La docente Claudia Guzmán, informó “Nuestra escuela está rodeada de agua, pero no es algo que me mortifica, amo enseñar y si me queda un alumno allí estaré. Dentro de todo estamos bien y no me voy a entregar y abandonar mi escuela que hace 31 años que estoy en esta institución y siento mucho con lo que pasa con mis vecinos. Mi elección es seguir luchando y no pierdo las esperanzas”
Durante la visita a la institución de las autoridades provinciales y municipales, se encontraron con las dos docentes y un solo alumno; Thiago Lafont, quienes como cada mañana, realizaron el izamiento de la banderas provincial y nacional, para luego ingresar al aula para sus actividades escolar.
Sobre esta situación la docente, destacó “Empecé el ciclo lectivo con 20 alumnos, donde solo 6 asistían a clase y  los otros 14 se tuvieron que ir  con sus familiares a los puestos a cuidar los animales. Con el correr de los días se tuvieron que ir dos más y quede con solo 4 que se quedaban en la escuela (Internos); pero al aumentar el agua se terminaron yendo con sus padres, quedándonos solo con Thiago Lafon que va a segundo grado. Ojala siga bajando el agua, así  de poco empiecen a regresar los alumnos a la escuela”. Anhelo.
La comunidad de El Albardón, necesita de manera imperiosa que se realicen obras, para que los pequeños productores dejen de sufrir y ver morir sus pocos animales y se acabe la historia de que siempre deben quedar  aislados a consecuencia de los bañados cada año.
 Fotos: Coco Herrera.





Archivado en::

0 comentarios