Pin It

Widgets

La mamá de Tomás trae una muestra para cotejar con los huesos hallados.

diario sud | 9:06 | 0 comentarios

El hallazgo de restos óseos que pertenecerían a un niño, producto del desborde del río Utis en el departamento Quebrachos, alimentó las esperanzas de la familia Ibarra Quiroga, de que correspondan a Tomás, el pequeño de 9 años que se ahogó en 2012. Su madre llega hoy a esta ciudad para entrevistarse con la fiscal que investiga el caso.
Por el tamaño del esqueleto, que estaría casi completo, los funcionarios policiales presumen que podría tratarse del menor cordobés que estaba de visita aquel año en nuestra provincia y su estadía se convirtió en una pesadilla para toda su familia.
El hallazgo de los huesos se produjo el fin de semana a la altura del paraje Chañar Sunichaj, distante 70 kilómetros de Sumampa, y a unos 1.000 metros de donde habría sido visto por última vez Tomás Ibarra aquel fatídico julio de 2012.
Valeria Quiroga, mamá de Tomás, arribará hoy a esta ciudad y se dirigirá al edificio del Ministerio Público Fiscal para reunirse con la Dra. Ivana Alomo, fiscal que tiene a su cargo la investigación del origen de los restos óseos encontrados. La madre del niño viene con una única misión, establecer si esos huesos corresponden a su hijo. Para ello, traerá una muestra de la dentadura de Tomás, para que sea cotejada con los restos hallados a orillas del río Utis. Desde la Fiscalía le mostrarían el material fotográfico tomado durante el procedimiento de levantamiento de los huesos.
Quiroga solicitará a la Justicia santiagueña la mayor celeridad posible en las pericias, y de confirmarse que se trata de su hijo, solicitaría de inmediato poder trasladar sus restos a Córdoba.

Archivado en::

0 comentarios