Pin It

Widgets

Villa Ojo de Agua se prepara para vivir su particular Fiesta del Día de los Muertos.

diario sud | 9:28 | 0 comentarios

Las celebraciones del día de todos los Santos y de los fieles difuntos en Villa Ojo de Agua, constituye más que una festividad Cristiana, la fiesta de “Los Muertos”, donde se mezclan sentimientos contrastantes, como lo son el dolor de perder a un ser querido, unidos al colorido de la fiesta y la diversión.
Cuando en todo el país, miles de familias asisten al cementerio a alumbrar a sus seres queridos y luego vuelven a sus casas. En Ojo de Agua, se vive una vieja tradición, que durante el 1 y el 2 de Noviembre, no solo se valla a alumbrar a los fieles difuntos sino que sea una fecha de encuentro de la familia, de amigos, y se comparta con música y alguna rica comida.
Cada año, durante tres días, llegan a la villa muchas familias de Buenos Aires, Rosario, Córdoba, Mendoza, quienes vuelven al pago a participar de estas celebración tan particular, donde se manifiestan diferentes rituales o costumbres que a propio y extraños deja boca abierto por no existe una explicación que entre medio del llanto y rezos los vecinos se entremezclan entre un abrazo efusivo, saludando a sus familiares o amigos que llegan de diferentes puntos del país para participar de las alumbradas o fiesta de los muertos que se desarrolla cada año en la comunidad.
Esta celebración, cada año convoca a muchas gentes, especialmente a “curiosos” que quieren conocer en detalles esta tradición histórica de la villa.
Uno al ingresar al cementerio municipal no solo puede ver a sus adyacencias la cantidad de puestos de venta, sino sorprenderse de todo lo que rodea a cada uno de los nichos o panteones familiares, donde sus familias permanecen largas horas, limpiándolos, rezando, colocando los ramos de flores, etc, sino que al su alrededor se coloca una mesa o se hace una ronda de silla o sillones, donde se comparte largas charlas, mateadas o se toma algo fresco; o se opta por recorrer los diferentes puestos de ventas alrededor del cementerio y reunirse con algún amigo o familiar para compartir algo rico en los puestos de comida y escuchar algo de música.
Los estudiosos de la fiesta, dijeron “Esta es una fiesta antiquísima, donde llega gente de diferentes puntos del país a Villa Ojo de Agua, donde durante dos días se vive algo muy particular en el cementerio municipal, donde uno puede observar como alrededor de su nicho o panteón, velan a sus difuntos durante horas prolongadas y entre el llanto se encuentra gente tomando mate, comiendo y bebiendo. Esta es una fiesta que solo se realiza en Salta y en México, como un tipo de ritual o celebración donde se comparte una jornada junto a la familia, amigos y los fieles difuntos”.
Sobre algo particular de la fiesta, destacaron “Participan muchas Familiares que emigraron a otras provincias y que vienen especialmente a esta fecha a alumbrar a sus seres queridos y viven una jornada especial junto a los suyos de diferentes maneras, algo que no se da con las fiestas patronales; y se reencuentra con sus familiares y amigos que no ven durante años. En concreto esta fiesta constituye una fiesta de la familia, de los reencuentros, y que va creciendo en el tiempo masivamente” Concluyeron.


Archivado en::

0 comentarios