Pin It

Widgets

Mientras la patrona enferma dormía, adolescente era violada por el hijo en Villa Ojo de Agua.

diario sud | 11:10 | 0 comentarios

Una joven reveló ayer que el hijo de su patrona la ultrajó en innumerables ocasiones, en especial por las noches cuando la mujer mayor dormía. El relato shoqueó a los funcionarios, en el prólogo del juicio por abuso en Villa Ojo de Agua.
Por la Fiscalía, intervienen los doctores Alicia Falcione y Sebastián Robles.
Nuria Kippes asiste en la defensa al acusado, a quien se imputaría el delito de “abuso sexual con acceso carnal”, trascendió.
De acuerdo con la denuncia, al momento de los hechos la menor tenía 16 años. Fue a trabajar y colaborar con una mujer enferma.
A las pocas noches, su hijo tomó por asalto la habitación y la obligó a trasladarse a la suya.
En todas las ocasiones, la habría forzado a tomar pastillas y después habría saciado sus bajos instintos.
En más de una ocasión, la víctima habría insinuado lo que le ocurría, pero la madre no habría dimensionado el alcance real.
Asimismo, la pobreza en la familia habría sido decisivo: la menor necesitaba trabajar si o sí.
Vomitivo
Una noche el individuo habría colocado en un vaso agua, semen y sangre de la joven con su período.
Aún vomitivo el producto, el acusado habría obligado a la adolescente a beberlo, declaró la víctima.
En la cabeza del sujeto, ello tenía sentido: consideraba que le garantizaría a ambos quedar “prendados” (“amarre”) por siempre.
La pesadilla terminó con la menor internada por convulsiones. En la sala, confesó toda su odisea a su madre y ésta lo denunció.
Ante lo categórico del escenario legal, a la defensa parece haberle delegado un solo objetivo: atenuar la pena por venir.
Amenazó con matar a la madre de la menor
La investigación añade que el individuo habría llegado al extremo de amenazar a la joven con matar a la madre.
Aquella advertencia habría hecho estragos en la adolescente, paralizada por su suerte adversa y temerosa de que el hombre cumpliese con su ultimátum.
Llorando, harta y desolada, la víctima relató todo su pesar a los jueces, Luis Achával, Julio David Alegre Paz (presidente) y Julio Carmelo Vidal.
Testimoniales
La historia ahora se complementará con los testimonios de policías, psicólogos y familiares de la damnificada.
Antes del viernes, es posible que los vocales dispongan los alegatos, en cuyo transcurso la Fiscalía solicitaría una dura pena.
Luego, el tribunal dará la última palabra al imputado y sellará su destino judicial con una sentencia.
Fuente: El Liberal.

Archivado en::

0 comentarios