Pin It

Widgets

Hay un depravado suelto: Intentó violar a una joven en Sumampa.

diario sud | 9:45 | 0 comentarios

Una mujer de 31 años, tras la jornada laboral, emprendió el regreso a su casa, donde la esperaba su hija de seis años en una vivienda del barrio Norte de la ciudad de Sumampa, departamento Quebrachos. Eran las 20.30 del lunes. Sin embargo, a poco de caminar y girar en una esquina, fue interceptada por un desconocido, quien tenía una capucha. Aprovechando la casi nula iluminación en ese sector, la agarró de los brazos, le rompió la remera y el corpiño y la arrojó al suelo con intenciones de abusarla sexualmente. La víctima se resistió tenazmente. Forcejeó y luchó con el depravado, hasta que logró reincorporarse y zafar de las “garras” del depravado. Corrió hasta una estación de servicio de las inmediaciones con la ropa rota y en una crisis de nervios. Apenas pudo señalar con su mano el lugar donde fue atacada y decir unas pocas palabras sobre lo sucedido, antes de desmayarse en la playa de la expendedora de combustible, debido al shock traumático sufrido.
Algunos de los empleados y clientes se quedaron con la víctima, mientras que otros, con linternas, fueron hasta la esquina indicada y encontraron una zapatilla de la mujer y su teléfono celular. La presencia del aparato fue un signo más de que la intención no fue el robo, sino el abuso sexual.
La joven empleada administrativa realizó la denuncia policial en la Comisaría Comunitaria Nº 33 y ayer fue trasladada al Ministerio Público Fiscal de la ciudad Capital para ser examinada y entrevistarse con representantes de la Unidad de Abusos Sexuales.
La hermana solicitó justicia y que el autor del aberrante hecho, que no solo provocó trauma en la víctima, sino también en toda su familia que la acompaña en este difícil momento, sea detenido. La mujer cayó en momentos de pánico, llanto desconsolado y a encerrarse en su habitación.
La víctima le rasguñó la cara y las manos; la remera de ella tenía sangre
La feroz resistencia que ofreció la víctima para que el depravado no consumara el hecho delictivo provocó que lo rasguñara en el rostro y las manos.
En este sentido, la familia de la víctima advirtió que la remera que le rompió el sujeto tenía una mancha de sangre que no era de ella, por lo que se sospecha que podría ser consecuencia de las lesiones provocadas por las uñas de la mujer.
Tras el ataque, el individuo se habría ocultado en una zona montuosa cercana.
El dramático momento que vivió, provocó que la víctima sufriera un shock traumático y aún está sufriendo las consecuencias, por lo que será necesario que la Justicia le provea asistencia psicológica para sobrellevar este difícil momento atravesado.
El sospechoso es robusto, de estatura baja y vestía una campera negra
La poca iluminación y la desesperación de la víctima por liberarse le impidieron ver detalles de las características físicas y de vestimenta del depravado.
Hasta el momento, la mujer solo pudo recordar que el sujeto era de cuerpo robusto, gordo y de estatura baja. Vestía una campera negra y posiblemente un cuello polar.
Un vecino de las inmediaciones habría visto un individuo de estas características físicas caminar detrás —separado— de cuatro jóvenes, momentos antes del hecho. No obstante, la hermana de la víctima solicitó a quien conozca una persona de estas características y pudiera ver alguna lesión en la cara o las manos, que se comunique con la Policía para aportar datos y permita identificar al sujeto, antes de que vuelva a atacar a otra mujer. Mientras tanto, por el momento, un depravado anda suelto en Sumampa.
Fuente: Nuevo Diario.


Archivado en::

0 comentarios