Pin It

Widgets

Una joven escapó y pidió auxilio porque su novio la amenazaba con un cuchillo.

diario sud | 11:41 | 0 comentarios

Un hombre fue detenido después de haber mantenido prácticamente cautiva a su pareja, después de que ésta le pidiera que se retirase de su domicilio porque quería terminar la relación, pero éste se negaba y la amenazaba de muerte.
De acuerdo con lo manifestado por fuentes policiales y judiciales, el violento episodio se registró el sábado en la ciudad de Sumampa, departamento Quebrachos.
La damnificada, una joven de 26 años se presentó en la Comisaría y allí denunció el calvario que vivía desde la noche anterior.
Ante los uniformados, la mujer relató que hacía un año y medio que mantenía una relación sentimental con el denunciado, que siempre fue víctima de violencia física y recibía constantes amenazas, pero que nunca lo había denunciado por temor.
Siempre en función de la denuncia, el jueves ya habían mantenido una fuerte discusión y ella comenzó a pedirle que la dejara tranquila y que él se retirase del domicilio en el que ella alquilaba y residía.
En ese momento el acusado le habría contestado: “No te vas a separar de mí nunca, no te vas a deshacer de mí, acordate lo que pasó la última vez”, haciendo referencia a un hecho ocurrido en junio, cuando delante de su familia, le puso un cuchillo en el cuello y la amenazó de muerte. En aquella ocasión intervinieron los hermanos para impedir que la lastimara.
El viernes en la noche, nuevamente la joven le pidió que se retirara de su casa, donde el acusado le volvió a decir que no se marcharía.
El denunciado esperó que se fueran a dormir y allí comenzó a exigirle explicaciones a su pedido, y la tomó de los pelos, se subió sobre ella y cerrando su puño derecho, le pedía que repitiera el pedido de que se fuera de la casa, pero ella guardaba silencio.
La damnificada aseguró que el acusado cerró todas las puertas y le retuvo el celular hasta la mañana del sábado, cuando él se fue a trabajar.
El acusado regresó al mediodía como si nada pasara y allí descubrió que la mujer había acomodado las pertenencias de él para que se marchara, él se enfureció y comenzó a desarmar todo y a los gritos le decía que llamara a la policía, pero que ella no se iba a separar de él.
La denunciante trató de calmarlo y comenzaron a hablar horas más tarde, el acusado le dijo que sí se iba a ir de la casa, pero con la condición de que lo dejara quedarse un día más para estar juntos en el cumpleaños de ella, mientras repetía que no se iban a separar.
Temerosa, elle le envió mensajes a una amiga contándole lo que sucedía y ésta amiga le dijo que era extraño que quisiera quedarse un día más, por lo que le aconsejó que ella se fuera del inmueble.
En la tarde del sábado se presentó el hermano de la denunciante, el cual llegó alertado por la amiga de la joven, pero el acusado disimuló en todo momento como si todo estaba bien, por lo que el muchacho se retiró e inmediatamente el sujeto increpó a la damnificada y comenzó a revisar su celular para saber con quién había estado comunicándose.
Ante esa situación, el acusado tomó un cuchillo y se colocó en su cintura y la obligó a subirse a su motocicleta, diciéndole que la llevaría a la casa de sus padres, suponiendo ella que eso era mentira y que la llevaría a algún lugar desconocido para matarla.
En un descuido, la joven intentó quitarle el cuchillo y cuando el acusado quiso evitarlo, se le detuvo la moto y la mujer descendió y comenzó a correr. El acusado la persiguió por cuatro cuadras, hasta que ella llegó a una zona donde había gente y el agresor desistió de su propósito.
La joven llegó a la Comisaría y radicó la denuncia. La fiscal de turno, Dra. Cecilia Gómez Castañeda, interiorizada de los pormenores, solicitó una orden de detención en contra del acusado, medida a la que la jueza de Género dio luz verde y el denunciado fue capturado horas más tarde.
Fuente: El Liberal.

Archivado en::

0 comentarios