Pin It

Widgets

Se hizo pasar por madre santiagueña de exjugador de River para estafar.

diario sud | 8:58 | 0 comentarios

Adolfo Petrich, vecino de la ciudad de Sumampa, departamento Quebrachos, recibió un mensaje de texto de Whatsapp el lunes pasado. Era una mujer que le dijo: “Soy Mariela. Este es mi nuevo número, agendame”. El hombre tiene entre sus contactos a una mujer de ese nombre. Se trata de la madre de Exequiel Alejandro Palacios, exjugador de River Plate y actualmente en el Bayer 04 Leverkusen de la Bundesliga de Alemania. Agendó el número y comprobó a través de la foto de perfil que efectivamente se trataba de ella, quien es oriunda de Varas Cuchuna, departamento Salavina,
Posteriormente, la mujer se puso en contacto nuevamente con Adolfo, quien es coordinador de la Agrupación Exequiel Palacios Sumampa es River. Charlaron sobre la salud de la madre de Mariela y abuela del famoso futbolista, quien actualmente vive en Sumampa. En medio de la conversación, siempre por mensaje de texto, le preguntó al sumampeño si conocía a alguien que pudiera cambiarle 700 dólares por pesos. Adolfo le dijo que podía cambiarle, a fin de que pudiera solucionar un inconveniente con el problema de salud de su madre, según le manifestó.
Efectivamente, Adolfo sabía que Mariela y su esposo estaban en Sumampa durante el fin de semana largo pasado. Había mucha información cierta de por medio, aunque el hombre comenzó a sospechar que la mujer que escribía no era la madre del jugador de fútbol —quien reside en Buenos Aires— porque incluía la palabra “querido”, término que nunca utilizó, y que las frases eran de una persona extranjera.
Adolfo le preguntó dónde la podía ver para que le cambiara los dólares, pero la mujer le contestó que le realizara una transferencia, para lo cual le brindó un número de DNI.
Con algunas dudas encima, decidió llamar a la hermana de Mariela, quien le confirmó que su familiar no había cambiado su número y que en esos momentos estaba con ella en Varas Cuchuna. Adolfo habló con la madre del futbolista, quien le dijo que no depositara ningún dinero porque estaba siendo víctima de una estafa telefónica.
Las averiguaciones develaron que el DNI pertenecía a una venezolana y que la cuenta es de una entidad bancaria extranjera.
Fuente: Nuevo Diario.


 

Archivado en::

0 comentarios