Pin It

Widgets

El sur santiagueño esconde misteriosos testimonios en sus sitios de arte rupestre.

diario sud | 21:15 | 0 comentarios

El agresivo monte de las sierras de Sumampa y Ambargasta, en el sur santiagueño, custodia un tesoro inigualable que lleva a un recorrido por el pasado de nuestros pueblos originarios y su historia.
Sin que haya aún certeza científica del tiempo en que se concibieron, a pocos kilómetros de la ciudad de Sumampa se encuentran los sitios de arte rupestre que plasman el testimonio dejado por el habitante autóctono de este territorio, rodeados de un aura misteriosa de un valor inapreciable, que lamentablemente no fue preservado de la mejor manera, y hoy muestran algunas acciones vandálicas del hombre.
En estos sitios que testimonian a las primeras civilizaciones a través del arte rupestre, se encuentran mayoritariamente petroglifos (grabados en la roca) y en menor cantidad pictografías (pintado en la roca), que representan aves, felinos, camélidos, hombres, pisadas y abstractas figuras geométricas.
Según primitivos estudios científicos de restos encontrados en el lugar, permitieron determinar que la región fue habitada por diferentes culturas en tiempos prehispánicos.
En el lugar se encuentran los artes rupestres de Inti Huasi, Cerro de los Guanacos, Belgrano, Cantamampa, Para Yacu, Caranchi Yacu, ubicados a pocos kilómetros de Sumampa.
Cuando se camina por estos espacios, se puede apreciar que emergen desde la espesura del monte huellas de la presencia del hombre, como pircas o morteros, de diferentes tamaños realizadas en la piedra.
En medio de la espesura del monte del campo de la Virgen de Sumampa, en el 2008 se descubrió una gran roca que sobresale entre la exuberante vegetación, en su parte inferior presenta una concavidad conformando un abrigo, (lugar especial para refugio de humanos y animales a través del tiempo), con unos pocos pictogramas.
En estas elevaciones rocosas donde se encuentra el sitio, anidan aves repaces típicas como caranchos y cuervos, por lo que se lo ha bautizado al nuevo sitio de arte rupestre “Caranchi Huasi” es decir “casa de caranchos” en quichua santiagueño.
“Sumampa no es sólo la Virgen, existe una riqueza histórica y natural inigualable que la queremos comenzar a explotar turísticamente, por lo que estamos trabajando con organismos oficiales para darles un rigor científico más certero como para abrirlos hacia todos”, dice el intendente de Sumampa, Marcelo Bernasconi, sobre la iniciativa que se lleva adelante para poner en valor estas riquezas ancestrales.

Archivado en::

0 comentarios