La maestra de Sumampa dijo que no pasó nada con el alumno, pero la madre reiteró maltratos.

Mientras la docente de Sumampa señaló que no agredió al alumno, la madre del niño ratificó la denuncia por un supuesto incidente en un aula.
El epicentero fue un establecimiento educativo, en cuyas instalaciones una docente habría tomado del cabello al niño de 11 años.
El hecho devino en una denuncia en la Seccional 33 y la imputación de la maestra por presuntas lesiones.
Ayer, la madre del estudiante ratificó la denuncia.
En ella, habría reiterado que su hijo fue agredido y amenazado con sufrir bajas calificaciones.
"No lo toqué"
Después, fue el turno de la maestra en cuestión, quien indicó que todo empezó cuando las compañeras acusaron al alumno de que las escupía en el rostro y se burlaba con un chicle.
La educadora afirmó que sólo le tocó la frente, que nunca lo agredió, ni le tiró de los cabellos, de la oreja o que lo hubiera arrastrado.
Dijo que únicamente le habría indicado que sacara el cuaderno de notificaciones para informarle a su madre que debía venir a una entrevista.
Encuentro
Horas después, en su casa, recibió al menor y a su madre. Le informó a la mujer sobre la mala conducta del hijo y dijo que el chico pidió perdón.
Según la maestra, no quiso hacerle firmar el libro para evitar antecedentes, ya que el alumno es candidato a la bandera.
En la semana entrante, la Fiscalía asistirá al estudiante en Cámara Gesell.
Ante psicólogos, Robles ahondará en la causa. Asimismo, citó al director del colegio.
El fiscal profundizará el proceso dado a rumores de antecedentes de agresiones de otros docentes.
En forma paralela, el Consejo de Educación habría iniciado una sumario a la docente.

Diario Sud

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram