Sin pistas firmes por el robo al intendente de Villa Ojo de Agua.

El millonario robo al intendente de Ojo de Agua anoche era un misterio. El destino del botín de más de u$s 140 mil (4 millones de pesos) era incierto y no había un sospechoso firme. 
Una comisión policial investigadora y el fiscal, Sebastián Robles, se trasladaron hasta Ojo de Agua y trabajaban contrarreloj. Altas fuentes ligadas a la causa confiaron que no habían podido dar con los autores del atraco. Personal de la División Delitos Comunes ya había concretado dos allanamientos, pero ambos arrojaron resultados negativos. 
Operativos vanos 
Los procedimientos se ejecutaron en Ojo de Agua, pero no habrían dado con ningún rastro del dinero. La huella que había sido detectada en las afueras de la vivienda, tampoco llevó a buen puerto, por lo que los investigadores y el fiscal Sebastián Robles, trataban de encontrar alguna pista en los testimonios y en los informes sobre posibles movimientos extraños en el sector. 
Cabe recordar que el jefe comunal de Ojo de Agua, Antonio "Lelo" Bitar, salió de su casa ubicada en calle Juan Domingo Perón del barrio Centro de esa ciudad -distante unos 50 metros de la Comisaría- alrededor de las 13 para dirigirse a la casa de un familiar. Compartió el almuerzo y regresó a su domicilio pasadas las 16 y al llegar se llevó el gran disgusto. 
Delincuentes ingresaron a su habitación y sustrajeron una caja fuerte. Aseguran que eran pocos los que conocían acerca de la caja fuerte y que allí guardaba los ahorros de su actividad empresarial de años. 
Sin violencia Las fuentes revelaron que los ladrones no violentaron ninguna puerta ni ventana. Habrían ingresado a la propiedad por la parte trasera, una ventana habría estado abierta y a través de ella se internaron en el inmueble, pero se dirigieron directamente a la caja fuerte. 
Para los investigadores y el fiscal Robles, él o los ladrones actuaron sobre seguro, contaban con información "precisa" sobre el dinero, la caja fuerte y que tenían el tiempo suficiente para cometer el robo. 
La casa carecía de medidas de seguridad, como cámaras, por lo que se dificulta más la investigación. Hasta anoche no había pistas firmes sobre los autores, pero los investigadores y el fiscal eran optimistas con develar el enigma en las próximas horas.

Diario Sud

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram