Pin It

Widgets

Encuentran restos óseos y sospechan que son de un niño cordobés ahogado en el 2012, mientras pescaba con su familia en el Utis

diario sud | 8:35 | 0 comentarios

El desborde del río Utis, en Quebrachos, trajo a la superficie restos humanos que la policía sospecha corresponderían a un niño cordobés, ahogado en el año 2012.
El descubrimiento sobrevino el fin de semana a la altura del paraje Chañar Sunicha, distante 70 kilómetros de Sumampa, y estuvo a cargo de personal de la Seccional 33.
De acuerdo con los testigos, un poblador halló los restos y la policía hizo un procedimiento para proteger la zona. Luego, los derivó a los forenses del Poder Judicial.
Una de las hipótesis más fuerte es que sean del niño Tomás Ibarra, de 9 años, quien se ahogó en el Utis un sábado a la tarde de julio del 2012.
Junto con su familia, participaba de una jornada de pesca.
En aquella ocasión, Valeria Quiroga, su madre, relató: “Tomás se subió al bote, cayó al río y se ahogó. El agua lo tragó y no lo pudieron salvar”.
Relato de la madre
De acuerdo con Valeria, todo comenzó a las 18.30 cuando el pequeño acompañó a su padre, tíos y primos a unos días de pesca.
“Se subieron al bote. La corriente comenzó a llevárselos. Mi nene se balanceó y se tiró al río. El primito que estaba con él quiso salvarlo y también se cayó”, manifestó.
El último niño fue rescatado, pero de Tomás no se supo más nada.
Una tía del niño explicó que sus sobrinos vieron un bote atado a una línea y quisieron subirse para cruzar el río, en “una travesura de niños”.
“Se asustaron porque se empezó a mover el bote y en su susto dieron vuelta el bote y cayeron al agua y empezaron a pedir auxilio”, subrayó. “Mi sobrino de 10 años, Lautaro, fue rescatado y mi cuñado alcanzó al otro niño en medio del río, pero le dio un calambre y comenzó a hundirse”, relató, y acotó que por miedo de ahogar al pequeño lo soltó y no pudo sacarlo.

Archivado en::

0 comentarios