Pin It

Widgets

Hace tres días que santiagueños “peregrinan” en Santa Fe por el cuerpo de su bebé muerta

diario sud | 9:05 | 0 comentarios

Lucrecia López (18 años) había quedado embarazada y compartió la alegría con su pareja, Ariel Renzo Verón (19), del barrio Apache de la ciudad de Sumampa, departamento Quebrachos. Ambos transitaban la gestación de la beba con mucha felicidad, aunque también con ansiedad. López se había realizado controles médicos en el hospital local y le habían manifestado que la beba era grande y, teniendo en cuenta sus características físicas, posiblemente tenía que ser sometida a una cesárea, reveló un familiar.
Cuando había atravesado los siete meses de gestación, la embarazada decidió con su pareja ir a vivir con la madre de ella en Ceres, Santa Fe, para que tuviera una atención en un centro de salud de mayor complejidad.
El lunes pasado, Lucrecia comenzó con dolores. Se trasladó al hospital, aunque le dijeron que regresara cuando las contracciones fueran más fuertes, regresó a las once de la mañana. Verón denunció en la Fiscalía de Rafaela (Santa Fe) que a las dos de la tarde, una enfermera, supuestamente, “le hizo tacto y le rompió la bolsa”. La parturienta perdió líquido desde la zona genital. “No pasa nada mamita, seguí haciendo fuerza para que dilate”, le habría manifestado la enfermera, quien se marchó y regresó nerviosa varias veces. Dos horas después, entró en trabajo de parto, pero no pudo tener a la beba. Seguidamente, les informaron que tenían que realizar la cesárea de urgencia porque “la beba había estado mucho tiempo adentro sin líquido amniótico”. Tras la cirugía, a las 16.30, les informaron que iban a trasladar a la recién nacida a Rafaela porque tenía líquido en los pulmones y estaba grave. Sin embargo, a las 15.30 del martes la beba murió.
A partir de ese momento, se inició otro doloroso camino. Hasta ayer no les habían entregado el cuerpo de la beba porque, supuestamente, desde “Ceres debían enviar el número de DNI y una ambulancia para trasladarla a esa ciudad porque el viaje era largo”.
Ante estas situaciones y, además, porque Lucrecia “vio y sintió todo porque no le hizo efecto la anestesia”, realizaron la denuncia por supuesta mala praxis en la Fiscalía Regional 5ª Circunscripción Judicial.
“Por el momento, queremos que nos ayuden a que nos entreguen el cuerpo de la beba y nos ayuden a trasladarlo a Sumampa”, afirmó Mariela Acosta, tía de Renzo. Con gran esfuerzo económico, los familiares de ambos están acompañando a la joven pareja en Rafaela.

Archivado en::

0 comentarios