Pin It

Widgets

Una menor fue violada y embarazada: Acusa a su tío materno y a su padrino.

diario sud | 9:30 | 0 comentarios


“Mami yo estoy embarazada y no sé si mi tío o mi padrino es el padre”, fue la revelación que le realizó una adolescente de 13 años a su madre. La mujer radicó la denuncia penal por el supuesto delito de abuso sexual con acceso carnal agravado.
El hecho comenzó a ser instruido por el personal de la Comisaría Comunitaria 39 de Los Telares, bajo directivas de la Fiscalía de Abusos Sexuales de la circunscripción de Capital, tras la denuncia realizada por una mujer de 35 años, residente en el barrio Santa Teresa, de la ciudad de Los Telares —departamento Salavina—.
De acuerdo con lo manifestado por las fuentes consultadas, la conversación que madre e hija mantuvieron llegó luego del almuerzo. Estaban mirando televisión, cuando la adolescente comenzó a contarle a su progenitora que “desde hacía algunos días había comenzado a sentirse mal”.
Mientras le aseguraba que “todo lo que comía la hacía mal”. Ante la confesión de la menor, la mujer comenzó a sospechar que algo estaba pasando. Le cuestionó si estaba viéndose con alguien y qué comida pesada había ingerido. Pero la menor, negó ambas preguntas.
La mujer le pidió que “hablaran y que le contara lo que estaba pasando”, por lo que la adolescente le dijo “Mami creo que estoy embarazada”. La respuesta de la menor dejó atónita a su madre. La mujer no entendía “cómo podía estar embarazada, si no se veía con nadie ni tampoco salía de la casa sola”.
Abrumada por los dichos de su hija, apagó el televisor para ahondar en las preguntas. “Contame bien qué está pasando. Cómo puedes estar embarazada si no andas con nadie, ni sales de casa”, le habría dicho.
En ese momento, la menor rompió el silencio. Terminó contando que desde hacía unos años era víctima de constantes ataques sexuales por parte de dos familiares. En primera instancia, la víctima se negó a brindar la identidad de sus agresores. Pero su madre la tranquilizó y tras una larga charla, le reveló que uno de sus abusadores era su tío. El sujeto, quien residía a escasos metros de la casa de la menor, aprovechaba cuando se realizaban fiestas en la vivienda familiar para amenazar a la víctima y ultrajarla.
Los ataques sexuales se habrían iniciado con manoseos cuando apenas tenía 10 años. El sujeto siempre le decía que “si rompía el secreto entre ambos, sus padres no le creerían, ya que él es una buena persona”.
A los abusos, con el paso del tiempo, se sumó su padrino. Era una de las personas de confianza de la familia. Solía compartir viajes y salidas con la menor, por lo que aprovechaba cada “oportunidad” que tenía para someterla a sus bajos instintos. Su madre radicó la denuncia penal.
Ordenan diversas medidas judiciales
En el caso tomó intervención la Fiscalía de turno de Abuso Sexuales de la Capital, que dispuso que los uniformados iniciaran las pesquisas correspondientes sobre los pormenores del caso, por lo que se recibieron declaraciones testimoniales a los ocasionales testigos.
Además, se dispuso que la adolescente de 13 años, quien estaría cursando el cuarto mes de gestación, sea examinada por el médico forense para determinar fehacientemente las vejaciones sufridas. Se determinó un examen psicológico y que se peritaran las prendas de la menor.
La víctima comenzará a recibir asistencia psicológica.
Fuente: Nuevo Diario.


Archivado en::

0 comentarios