Pin It

Widgets

Cuando el espíritu de superación es más grande que las adversidades de la Pandemia.

diario sud | 20:49 | 0 comentarios

año 2020 de la pandemia mundial del coronavirus, ha llevado a miles de niños, adolescentes y jóvenes a incursionar las clases de forma virtuales para poder estudiar y así poder cumplir con sus objetivos educativos y no perder el año, ya que las medidas de bioseguridad ante el covid-19 establecía el aislamiento obligatorio y no se podía asistir a los establecimiento educativos.
Cumplir con las tareas no fue nada fácil para muchos jóvenes donde la señal de internet no era buena y para poder cumplir con sus obligaciones, muchos debieron desdoblar esfuerzos para poder bajar sus trabajos que les enviaban sus maestros o profesores vía whatsapp y cada día se hacía más difícil, pero nada imposible para cumplir con sus obligaciones, recorriendo distancias de sus casas o en algún rincón cercano como en algún árbol subiendo a su cima en la búsqueda de “Señal” para bajar los trabajos y así seguir estudiando. 
Allí conocimos la historia del jovencito Daniel Coria, ex alumno de la Escuela N° 522 de Rama Paso y alumno del agrupamiento 86.010 de la localidad de Ramírez de Velazco, quien cada día desdoblo esfuerzos y fue ejemplo de superación logrando pasar de año.
Historia
El estudiante vive en la localidad de Santa Rosa en el interior del departamento Quebrachos junto a su madre y sui abuela; y como muchos jóvenes del monte adentro de nuestra provincia para poder estudiar debieron sortear varios escollos ante la pandemia del covid-19 y poder cumplir con sus estudios, donde todo se desarrolló de manera virtual y en esta zona del sur santiagueño se hizo difícil a la hora de bajar o subir los trabajos que enviaban los docentes.
Esta zona no cuenta con buena señal de internet, por lo que el trabajo fue el doblemente difícil cada día para poder estudiar y para ello debía subir a un árbol y de allí esperar bajar el material que les enviaban sus profesores.
Su ex directora de su escuelita primaria, Mónica Bravo, destacó “Conocedora de su sacrificio y ganas de superarse, me siento muy orgullosa de él como lo debe estar su madre y abuela por toda tu entereza y dedicación, que a final de este año se vio reflejado en su libreta, “logrando” aprobar todas las materias y pasar al tercer año del secundario”. Finalizó.



 

Archivado en::

0 comentarios