Pin It

Widgets

Una madre de Los Telares le ganó al Covid y pudo abrazar y besar a su bebé.

diario sud | 8:52 | 0 comentarios

Nélida Gabriela Cejas, de 35 años, de Los Telares, departamento Salavina. Casada, mamá de 4 niños. Este lunes 14 de junio fue dada de alta tras haberle dado batalla al Covid-19. Cuando contrajo el virus estaba cursando el octavo mes de embarazo. Primero fue internada en la clínica de Añatuya, pero como su cuadro se complicó fue trasladada de urgencia al Hospital Regional, donde la tuvieron que intervenir y sacarle el bebé, que tuvo que ser apartado de su mamá en sala de aislamiento de Neonatología, en el mismo nosocomio. A la semana fue dado de alta gracias a su pronta y rápida evolución. Debido a que su familia no podía viajar por las medidas de prevención, el bebé fue retirado por una prima de la mamá, Viviana Ferreyra, quien lo recibió en sus brazos, lo cuidó y le brindó mucho amor.
Mientras, su familia, amigos y toda una comunidad telarense se sumergía en la fe y en la esperanza desde distintas religiones para pedir por la salud de Gabriela. Estas peticiones se hicieron extensivas a muchos grupos de oración en distintos puntos del país, ya sea por un familiar o amigo. Todos con el anhelo de que “Gaby” retorne a su hogar con su bebé y para reencontrarse con su marido, Elías (un joven que se desempeña como policía), y sus hijos Nicolás de 14, Axel de 10 y el más chico, Ian, de 3 añitos.
“Gaby” estuvo en coma farmacológico durante una semana en la cual los partes médicos no eran nada alentadores. La intubaron, la pronaron, los médicos decían que estaba en las últimas instancias, ya que no lograban hacerla respirar, puesto que enfrentaba una neumonía bilateral avanzada. Hasta que un gran día, una luz de esperanza empezó a asomarse muy lentamente. “Gaby” despertó, respiraba muy poquito y así fue como avanzó día a día. Hasta que el lunes 14, en un contexto de pura emoción, se encontró con su marido, quien aguardaba su alta, colmado de felicidad. Juntos fueron al anhelado reencuentro con su bebé, Nazareno, que con su sonrisa tierna en la casa de su tía “Vivy”, esperaba a su mamá. Un momento muy emocionante que quedará grabado en lo más profundo de tantas almas y corazones que añoraban este momento.
Cabe destacar la gran labor del equipo médico del Hospital Regional, quen consideró que, para avanzar en su recuperación era necesario que “Gaby” estuviera junto a su bebé, teniendo en cuenta que ese vínculo iba a fortalecer su evolución, ya que ella viene de recuperarse de un coronavirus y parto de cesárea.
¿Un milagro?
En lo poco que “Gaby” pudo comunicarse, expresó que vivió muchas situaciones raras en sus días de internación. Por ejemplo, escuchaba que su familia lloraba y ella quería despertar y no podía. O verse rodeada de “muchos chiquitos con luces”, así lo describe ella. Y reveló que también vivió como imágenes feas que no quiso recordar. Es aquí donde se reivindica que “Gaby” es y será un testimonio de fe y que el milagro de Dios, juntos y unidos, existe.
Hoy la ciudad de Los Telares, un pueblo donde prevalece la fe y la solidaridad para con el prójimo, aguarda ansiosa y con los brazos abiertos el retorno de esta familia. También agradece infinitamente la atención del equipo médico y de enfermeras, sobre todo del Dr. Zanoni, jefe de Terapia Intensiva, quien supo brindar su atención y contención para salir adelante.
Fuente: El Liberal.

Archivado en::

0 comentarios