Pin It

Widgets

Incendiaron el auto a una joven madre y le hicieron una pintada contra su novio vinculándolo con la venta de drogas.

diario sud | 8:32 | 0 comentarios

El incendio de un automóvil, que estaba estacionado en el Bº Bella Vista de la ciudad de Ojo de Agua, dejó al descubierto el calvario de una joven, dueña del rodado, quien desde julio del 2020 recibe amenazas de muerte por parte de su ex pareja.
Cerca de las 5.10 de la madrugada del sábado pasado, un Volkswagen Gol que estaba estacionado en la vereda de una propiedad sobre calle Corrientes fue incendiado completamente. Horas más tarde su dueña, Fátima Itúrrez (35, sobrina de la exsenadora Ada Itúrrez de Capellini) se presentó en la Comisaría 31 y denunció el hecho sosteniendo que sospecha que se trató de un atentado y que el posible autor de tal hecho sería su ex pareja.
Según contó Fátima a los uniformados, en el mismo horario ingresaron desconocidos a la casa de su madre y le dejaron un "mensaje" en una de las paredes que indicaba: "Fátima Yturre que tu macho ese viejo coronel siga trayendo droga".
Fátima contó el calvario que vive desde hace varios años por parte de su ex pareja con quien mantuvo una relación amorosa que duró pocos meses y terminó en diciembre del año 2019.
"Éramos compañeros del profesorado. Tuvimos una relación amorosa que él la terminó porque era una persona muy demandante y yo no le daba los tiempos que él exigía. Después de finalizar esta relación empecé otra con mi actual novio en julio del 2020", expresó la joven empleada administrativa.
"El 22 de julio de ese año, aparentemente cuando él (por el acusado) se entera de mi nueva relación comenzó a enviarme amenazas. Me decía que me iba a matar, que a él no le iba a temblar la mano para hacerme mierda. Durante la relación con él no sufrí ningún tipo de violencia", sostuvo.
Además, continuó diciendo: "Se refería a mi novio como 'ese viejo' tal como estaba escrita en la pintada de la pared de mi mamá (realizada la madrugada del sábado). Entre otras barbaridades que me dijo, me amenazó con hacer públicas y virales fotografías íntimas que tenía de mí".
Según explicó Fátima, en ese momento no hizo la denuncia. "Ahora ya con el diario del lunes y atando cabo me doy cuenta del error que fue en ese momento no haber hecho la denuncia. Ante sus dichos me paralicé por el miedo, nunca pensé que alguien podría ser tan demente. Solo hablé con una compañera que era amiga de él para que lo hablara y se calmara, pero eso sucedió solo por 6 días", enfatizó.
El 1 de agosto del 2020 la joven vivió el primer atentado: "Yo había salido de mi casa —donde vive con su pequeña hija— y dejé mi auto en un estacionamiento. En un momento me avisan que se estaba prendiendo fuego. El lugar no tenía cámaras. Hice los trámites para el seguro y en ese momento pensamos que fue un accidente".
Según contó Fátima, sobre este nuevo hecho que sucedió,: "Esta vez el incendio de este nuevo auto fue durante la madrugada (del sábado) según lo que pudimos reconstruir a través de las cámaras de seguridad de los vecinos de mi mamá donde un vecino lo ve bien y el otro ya lo encuentra envuelto en llamas".
"Yo sospecho de él por la pintada que dejaron en la casa de mi mamá, donde quiere llevar la atención hacia otro lado (habla de droga), pero estoy segura de que tiene un problema pasional porque dice 'tu macho', 'ese viejo' tal y cual como él se expresaba en las amenazas que me envió", sostuvo.
"El daño es hacia mí. El mensaje es dirigido hacia mí. Este sujeto ingresa a la casa de mi mamá, viola el domicilio y hace la pintada en una pared del interior. No tengo ninguna duda de dónde viene. Hoy temo por mí, por mi hija. Ahora tengo que ir caminado a mi trabajo y no sé qué me puede pasar" sostuvo Fátima.
Para finalizar, explicó: "Tengo miedo de lo que me pueda suceder. Yo vivo sola con mi hija y en cualquier momento puede entrar a mi casa, prenderme fuego o pegarme un tiro, porque él maneja armas. Vive a diez cuadra de mi casa, tengo mucho miedo".
Según contó la víctima desde la Unidad de Violencia de Género ordenaron una prohibición de acercamiento al acusado, de apellido Vázquez, quien trabaja junto a su familia en la compra y venta de animales vacunos.
Sobre la denuncia por el incendio del automóvil tomó intervención en el Dr. Sebastián Robles —fiscal de turno— quien ordenó que personal de Bomberos y peritos de Criminalística realizara los trabajos de rigor en el lugar.
''Es fuertísimo romper el silencio, gritar la verdad''
"Los comienzos están atravesados de miedos y de incertidumbre la mayoría de las veces (cuando no siempre). Hoy, con el cuerpo estremecido, el corazón latiendo más rápido, el temblor permanente que me sacude desde los pies hasta la mandíbula y me resulta casi incontrolable, comienzo a contarles que de a poco voy procesando el daño. La ficha no me termina de caer, pero es quizás porque recién ahora puedo percibir hasta dónde llegaría lo indescriptible de la acción de este ser que ha provocado los hechos ya conocidos por ustedes, pero sin la exactitud de verdad que conllevan y hasta con la sórdida intención de juicios falaces", comienza una carta de Fátima Itúrrez.
"La verdad que antes mencioné refiere a lo que comenzó con una relación de pocos meses, que finalizó en 2019 por una demanda importante de tiempo que tengo siempre ocupado y con prioridades. Transcurridos los meses en julio de 2020 conocí a mi actual pareja, y es exactamente en este mismo mes en el que me paralicé y doblegué de temor al recibir mensajes con alto contenido de violencia en todos los sentidos, en los que además de la amenaza de publicar una foto íntima, se lee textual "la próxima garch.. con…. va a ser dentro de un ataúd", "a mí no me va a temblar la mano en hacerte mierda", "debería ir…buscarte y cagarte matando.." refiriéndose siempre a "ese viejo" tal y como reza el escrito en la pared".
"Lo posterior fue mi silencio tan benevolente y estúpido que detonó en los hechos inusuales para una pequeña sociedad en la que la protagonista soy yo".
"Luego de tanto silencio, el primer día del mes que le sigue del año 2020 "quemaron mi primer auto. Hace dos noches "quemaron mi segundo auto". Ya con un mensaje en la pared del domicilio de mi mamá, al cual se atrevió/atrevieron a entrar con pintura y pincel que dejó plasmada la revelación de quién fuese el autor de estos hechos, ya que coinciden las palabras en aquellos que mencioné como mensajes amenazantes. Pero no tan sólo eso. Además la extraña, mala y falaz intención que se desprende del escrito". "Lo que siguió fue la realización de las denuncias correspondientes, a sabiendas de que el autor debe parar, debe pagar. Es fuertísimo romper el silencio, gritar la verdad y saberme con tanto miedo que hasta el ruido más insignificante me quiebra en un llanto desmedido por el miedo a la muerte en manos de esta persona".
"Hoy tiemblo de temor, me preocupa sobremanera la integridad física de mi hija, la mía, la de mis afectos. Me preocupa cuál será el próximo "atentado" hacia mí. El daño es para mí, es contra mí".
"Hoy me encuentro con cenizas de lo que es mi trabajo, mi esfuerzo. Con un temor fundado de No poder salir caminando a las calles de mi pueblo, de no poder dormir tranquila!!! No doy más!!".
Fuente: El Liberal.

Archivado en::

0 comentarios