Pin It

Widgets

Sumampa vivió una definición del campeonato del Rally Santiagueño inolvidable.

Diario Sud | 8:34 | 0 comentarios

Con un marco imponente de público, se cerró en el vallecito de Sumampa Viejo el campeonato santiagueño del Rally, donde los amantes del automovilismo disfrutaron de toda la jerarquía del piloto Pablo Peláez y su automóvil VW Gol Trend y de la definición de los nuevos campeones de la temporada 2018 de Rally Santiagueño.
La jornada se inició por la mañana con el tramo Camino de Los Artesanos – Ruta 13, el sector más largo de la carrera con 12 kilómetros de extensión, para recorrerlo en tres oportunidades, con un circuito muy duro, donde el piso se presentaba con mucha piedra suelta que le ponía limite a los pilotos pensando en roturas de neumáticos. 
Hubo un tumbo, tres derrapes y varios autos que se quedaron relegados por fallas mecánicas. 
Al no estar definido las categoría, varios pilotos salieron a buscando revancha, el Colo Cerutti, el local Sebastián Modesti, Luchi Coronel y Martín Ramos, pero quienes venían entonados del sábado siguieron buscando su mejor ritmo, García Gorostiaga, Rodrigo García, el Oso Gubaira y el líder Pablo Peláez.
La pelea en las clases se fue simplificando, ya que en la clase A6 Torán Maidana no pudo ni siquiera largar por rotura de embrague, todo quedaba servido para Mauro Scaglioni que automáticamente pasaba a ser líder del campeonato.
En la clase A7 Diego Ruiz y Jorge Quiroz mantenían muy poca distancia entre ambos y todo por definir, Pedro Silva que sumó bien el sábado estaba adelante en la N1, ante el abandono de Modesti y el retraso de Gubaira, en la N2 los hermanos Tarchini se aferraban a la diferencia en el campeonato sobre Giambroni que seguía al asecho. 
Después de la prueba especial N° 5 comenzó a tomar color la lucha por la N1 en la que El Oso Gubaira volvía a descontar un minuto respecto a Pedro Silva, en la pelea por el título, en la clase, en la A7 se estiraban las distancias entre Quiroz y Ruiz, pero aun en el campeonato los puntos no le alcanzaban al Turco para pelear el título, quien se sabía seguro Mauro Sclagioni trataba de cuidar el auto para finalizar con festejo, al igual que los hermanos Tarchini, mientras que Luis Coronel abandonaba definitivamente en un fin de semana para el olvido. 
En el último tramo de ruta prueba especial N° 6 lo más destacado fue el trabajo de los Gubaira que terminaron de pulverizar la distancia con respecto a Pedro Silva, que de 4 minutos en el comienzo de etapa, dejándola a falta de 12 kilómetros de carrera a solo 14 segundos, Nico Bica con Baby López mantenían el ritmo intenso y se quedan con el primer lugar de la general de la carrera, al igual que Rodrigo García con Mariano Ochoa dominando la clase N2, los demás protagonistas seguían en las mismas condiciones, algunos conservando y otros esperando el final para festejar. 
Los últimos tres especiales definían las pocas diferencias que aún había para consagrar a los campeones, los Gubaira no se guardaron nada y fueron a fondo a buscar el título en la N1 pasando a comandar el campeonato con el tercer puesto en la general, relegando a Silva al cuarto puesto en la clase y segundo en el certamen.
En la A7 Jorge Quiroz sumaba más diferencia sobre Diego Ruiz, que no pudo hacer nada para pelear por el 1, lo mismo pasaba con los hermanos Tarchini en la N2, que ya tenían mucha diferencia en el campeonato sobre Giambroni/Rava que dejaron todo pero no les alcanzo, ya que no tuvieron una buena carrera, en la clase A6 después de finalizar segundos en la general, les alcanzo al binomio de La Banda Scaglioni/Louseau para sumar y festejar el campeonato, ya que la rotura de Toran/Vallejo le dejó todo servido. 
Para destacar en toda la carrera, el trabajo siempre a fondo dando muy espectáculo, de Rodrigo García con José Gallo y García Gorostiaga con Mariano Ochoa, al igual que Nico Bica y Baby López. 

Archivado en::

0 comentarios