Pablo Molina recorrió 285km en bici para cumplir una promesa con la Virgen de Sumampa.

El joven Pablo Molina, oriundo de la localidad de La Chicharra del interior del departamento Quebrachos, hoy radicado en la Ciudad de Córdoba, donde trabaja de policía en el comando especializado ETER, después de tiempo de haber realizado una promesa a Nuestra señora de la Consolación de Sumampa, pudo hacer realidad su promesa de recorrer desde la ciudad mediterránea hasta el vallecito de Sumampa Viejo en bicicleta, como una manera de agradecimiento por las bendiciones recibidas en un familiar.
 “Tengo una satisfacción muy grande el haber podido cumplir con una promesa que tenía con nuestra Madre. No fue fácil ya que me toco luchar con el tiempo con amenazantes lluvias y jornada agobiante de calor. Llegar a Sumampa y reencontrarme con mi familia fue una experiencia única ya que me esperaban para acompañarme hasta Sumampa Viejo y dar gracias a nuestra patrona. Valió la pena tanto esfuerzo, nuestra Madre cumplió y hoy yo les doy gracias por su bendiciones” Finalizó.

 

Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios