Analizan registros de llamadas del celular de Teresa Lobato

La investigación por el brutal crimen de María Teresa Lobato inicia una semana trascendental, según aseguran las fuentes. La fiscal del caso y los detectives de la Policía ya cuentan con los primeros registros de llamadas de la víctima, receptarán nuevos testimonios, continuarán los rastrillajes en busca del arma homicida y el hermano de la joven podría prestar una nueva declaración. Las fuentes no descartan que en los próximos días puedan disponerse allanamientos.
Cuando se cumplen diez días del asesinato de la joven de 20 años, ultimada de 18 puñaladas en una vivienda del paraje Toro Pozo, distante 8 kilómetros de Los Telares una comisión policial regresará en esta jornada para profundizar la investigación.
En el caso sólo se encuentra detenido un colombiano vendedor de muebles, el cual habría tenido algún tipo de contacto con la víctima a través de su celular y algunas veces la habría visitado en el inmueble, el cual le pertenece a un hombre de apellido Ferreyra y Teresa sólo lo cuidaba. El colombiano no es el único sospechoso, sino que fuentes ligadas a la causa deslizaron que habría otros tres hombres que son vigilados por los investigadores. Por ello, no descartan que en los próximos días puedan disponerse nuevas medidas o algún allanamiento en relación con las otras líneas investigativas. Según confiaron las fuentes, en esta jornada una comisión policial regresará a Los Telares para instalarse durante toda la semana y allí tomarán nuevos testimonios a vecinos y familiares de la víctima.
Por otra parte, se desarrollarán rastrillajes en el sector, con un número mayor de efectivos, en busca del arma homicida y el celular de la joven que desapareció tras el crimen.
Al mismo tiempo, las fuentes confiaron que la Policía y la Justicia ya cuentan con un primer informe de las empresas de telefonía sobre los registros de llamadas entrantes y salientes en la línea de Lobato. El análisis del informe puede resultar clave para avanzar en la causa.
Declaración
Teresa Lobato fue hallada sin vida el viernes 28 de abril por su hermano de 14 años. El menor iba todas las tardes a la casa donde residía la joven para quedarse a dormir allí, ya que la pareja de la víctima se encontraba trabajando en Córdoba. El adolescente manifestó a los investigadores que esa fatídica jornada arribó antes de las 18 como todos los días y encontró a su sobrina de 2 años y diez meses en el patio delantero. Al llegar a la puerta divisó a su hermana en medio de un charco de sangre y se llevó a la niña a su casa para dar aviso de lo sucedido (no se acercó al cadáver ni corroboró si estaba o no con vida).
La fiscal del caso, Dra. Aída Farrán Serlé, habría solicitado que el menor declare en una Cámara Gesell, por lo que se presume que esta semana será trasladado a Tribunales para dar su testimonio ante los psicólogos del Poder Judicial. Los investigadores son optimistas de que podría aportar más datos.
Fuente: El Liberal. 


Diario Sud

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram