Su madre no lo dejó ir a la abuela y le ordenó hacer la tarea: la vecina lo halló colgado.

Mami yo quiero ir a mi abuela; no quiero quedarme solo aquí”, le pidió un niño de apenas 8 años a su madre. La mujer, le negó el permiso y le ordenó que terminara de hacer sus deberes de la escuela y se fue a trabajar. El menor intentó matarse ahorcándose con un cinto. El llanto de un niño, alertó a una vecina que algo malo estaba sucediendo en la vivienda colindante. La mujer de 56 años, residente en la localidad de Sol de Julio —departamento Ojo de Agua—, y miró por sobre de la tapia, apenas asomó la cabeza por la medianera, encontró una dramática escena. Su vecinito estaba tirado en el patio de la vivienda, autolesionándose con un cinto de cuero.
Desesperada corrió hacia el lugar y lo abrazó fuertemente. El menor había colocado el cinto en su cuello de un extremo y del otro lado, con sus manos tironeando pretendiendo poner fin a su vida.
La mujer sabía que minutos antes su madre lo había regañado. Escuchó cuando la dueña de la casa le ordenó al niño que “terminara sus tareas del colegio para cuando ella volviera”. Luego, se retiró del inmueble.
Un vecino, también escuchó el llanto del niño y llegó a la sede de la Subcomisaría de Sol de Julio, donde alertó a los efectivos que “el menor se encontraba solo en la propiedad y estaba llorando desconsoladamente”. Temía que algo malo le habría pasado.
Ante el arribo de los efectivos en el inmueble, encontraron al menor desconsolado y llorando, abrazado a su vecina. De inmediato, los uniformados lo trasladaron a un centro de salud, donde los galenos que lo asistieron indicaron que tenía “un hematoma en el cuello, producto de un ahorcamiento”. Afortunadamente, se encontraba en buen estado de salud.
Mientras el menor recibía asistencia médica, los policías buscaban a su madre. La mujer de 27 años se presentó en el hospital, donde fue entrevistada por los uniformados. Indicó que “por cuestiones laborales ya que trabaja mañana y tarde, suele dejar a su hijo solo en la casa”. Al tiempo que manifestó que, “en horas de la tarde se había llegado a su hogar para dejarle el pan y prepararle la merienda, cuando el menor le pidió permiso para ir a la casa de su abuela. Pero ella se lo negó y le ordenó que hiciera su tarea”.
La mujer manifestó que, “nunca imaginó que su hijo intentara matarse”. La Justicia ordenó una minuciosa investigación.
Fuente: Nuevo Diario.

Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios