Ebrio, se puso a afilar cuchillos y juró a sus familiares que los mataría a todos.

Los voy a c... matando a todos”, fue la brutal amenaza que un peón rural, alcoholizado, le realizó a su concubina e hijos. La mujer lo denunció penalmente puesto que teme por su vida y la de sus hijos.
El hecho, que se produjo en una vivienda ubicada en la zona rural del departamento Quebrachos y fue denunciado en la Comisaría Comunitaria Nº 33 de Sumampa por una mujer de 59 años, comenzó a ser investigado por la Unidad Fiscal de Capital.
Según indicó la víctima, se encontraba en su casa terminando de preparar la cena cuando llegó el agresor, de 59 años. Estaba alcoholizado, puesto que había pasado el día reunido con familiares y amigos. Apenas llegó a la vivienda que comparte con su pareja y dos hijos menores, comenzó a insultar a la mujer. Le dijo palabras irreproducibles, para posteriormente comenzar a propinarle golpes de puño en el rostro.
La situación fue advertida por uno de los hijos de la pareja, quien cansado de los constantes hechos de violencia que sufre su madre, lo enfrentó. “No le digas esas cosas a mi madre. Ubicate”, le dijo el adolescente de 17 años, por lo que el sujeto comenzó a insultarlo.
Al ver que su hijo estaba decidido a proteger a su madre de una nueva paliza, el agresor tomó dos cuchillos —tipo carnicero— y se dirigió hacia el patio, donde tiene una piedra para afilar armas blancas.
Mientras afilaba los cuchillos, miraba a sus hijos y a su esposa. Su primogénito le preguntó qué estaba haciendo, a lo que este le respondió: “Qué m... te importa a vos. Los voy a c... matando a todos juntos”.
Para evitar un nuevo enfrentamiento entre padre e hijo, la mujer intervino. Tranquilizó al adolescente y le pidió que no le dijera nada más.
Luego el agresor se fue del sitio con rumbo desconocido a bordo de una camioneta.
Fuente: Nuevo Diario
 

Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios