Mató un perro porque le corría las ovejas y amenazó de muerte a sus sobrinos.

Igual que al perro, los voy a c... matando a cada uno de ustedes hijos de p…”, fue la brutal advertencia que un peón rural le realizó a sus sobrinos menores que se encontraban buscando señal con el celular en cercanías de su domicilio. El hecho se produjo días atrás, en el paraje Las Talas, departamento Ojo de Agua, y fue denunciado en sede policial por el padre de los menores —de entre 6 y 13 años—, en contra de su hermano mayor. El caso comenzó a ser investigado por la Unidad Fiscal de la Circunscripción Capital.
De acuerdo con lo manifestado por el denunciante, de 53 años, las diferencias con su hermano vendrían desde hace un par de meses. Todo inició cuando hace aproximadamente tres meses, el agresor —enfurecido— tomó una escopeta y atacó a tiros un perro.
El can que fue atacado a escopetazos era propiedad del denunciante. El agresor había manifestado que el perro le corría sus ovejas, por lo que estaba cansado de esta situación y decidió “poner fin” al problema matando al animal delante de su familia.
Pero con el paso del tiempo, el sujeto comenzó a arremeter contra sus sobrinos.
Ese día, los menores de 6, 9, 11 y 13 años se encontraban con un celular en un camino vecinal lindante a la vivienda del agresor, buscando señal. Tenían que enviar un mensaje a un familiar, por lo que buscaban el modo de comunicarse.
En ese momento, salió el denunciando. Sin preguntarles qué hacían en el sitio, comenzó a insultarlos, para luego vociferar las amenazas de muerte en contra de sus sobrinos. Les juró que “los iba a matar a tiros”.
Según le reveló uno de los menores a su padre, su tío paterno le habría manifestado que “los iba a matar igual que al perro”. Por lo que de inmediato decidieron retirarse del lugar y regresaron a su vivienda para evitar problemas con su tío paterno.
Investigación
Ante la situación y teniendo en cuenta la agresividad del sujeto, su hermano radicó la denuncia penal correspondiente por el supuesto delito de amenazas en contra de sus hijos menores. Por lo que de inmediato se dio intervención en el caso a la Unidad Fiscal de Capital, que dispuso que se recibieran declaraciones testimoniales a los ocasionales testigos del incidente. Además de realizar un informe socio-ambiental en la zona, para establecer si existieron otros hechos de violencia entre las familias involucradas que no fueron denunciados oportunamente.
Mientras que se comenzará a entrevistar a los menores, a fin de conocer los pormenores del grave incidente que fue denunciado penalmente por su padre.
Cabe destacar que la Fiscalía dispuso que se realice una requisa en la vivienda del denunciado, con el fin de proceder al secuestro del arma de fuego que fue usada para matar el perro.
Mientras que los uniformados también le recibirán testimonial al sujeto denunciado, para conocer su versión de los pormenores del hecho.
Fuente: Nuevo Diario.

Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios