Fue a visitar a su padre, lo encontró borracho, discutieron y este la atacó.

 

Papi, siempre que vengo a visitarte estás borracho”, fue el reclamo que una adolescente le hizo a su padre. El agresor reaccionó de manera violenta. La amenazó con un cuchillo y la atacó a golpes.
El hecho fue denunciado en sede de la Subcomisaría de Sol de Julio por un ama de casa de 38 años en contra de su expareja y comenzó a ser investigado por la Justicia, que ordenó una serie de medidas a seguir en las próximas horas.
De acuerdo con lo manifestado por la denunciante, su hija de 14 años le dijo que “quería ver a su padre”, aduciendo que “desde hacía varios días no sabía nada de él”. La mujer le dio permiso para que se trasladara a su vivienda, al tiempo que le aconsejó que le llevara algo para compartir.
La adolescente aceptó y en el camino compró una tortilla. Su objetivo era compartir la merienda con su padre, pero al llegar a la vivienda ubicada en la localidad de Sol de Julio, departamento Ojo de Agua, se llevó una desagradable sorpresa.
Según le indicó la menor a su madre, el peón rural de 50 años estaba alcoholizado. Se encontraba bebiendo solo, mientras escuchaba música. Ante la inesperada visita de su hija, el sujeto se mostró molesto porque había llegado sin avisar. Por lo que padre e hija iniciaron una discusión. La menor le habría reclamado el estado en que lo había encontrado, lo que molestó al peón rural, quien reaccionó de manera violenta.
Enfurecido, se levantó de la silla y comenzó a amenazar de muerte a su hija. Posteriormente, tomó un cuchillo con el que minutos antes había cortado el hielo. Mientras la señalaba con el arma blanca, la amenazaba de muerte.
Posteriormente, el sujeto comenzó a propinarle golpes en los brazos y en las manos a la víctima con el cabo del cuchillo. Le causó lesiones. Para luego decirle que “fueran a denunciarlo”.
Temiendo por su vida, la menor se retiró del inmueble y se dirigió a su vivienda, donde le contó a su madre los pormenores del grave ataque que había sufrido por parte de su padre.
La mujer radicó la denuncia penal correspondiente por el delito de lesiones, por lo que la Justicia ordenó una serie de medidas judiciales a seguir en las próximas horas por parte de los efectivos de la Subcomisaría de Sol de Julio.
En primera instancia, los uniformados recibieron declaración testimonial a los ocasionales testigos del incidente denunciado. Mientras que se trata de determinar si existieron otros hechos de violencia entre padre e hija que no fueron denunciados oportunamente por temor a represalias de parte del sujeto.
Fuente: Nuevo Diario.

Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios