Crimen de la Ruta Nacional 9: antes de matarlo, lo torturaron

Con el correr de las horas crece más la incertidumbre para establecer la identidad del cadáver hallado a pocos metros de la Ruta Nacional 9, entre la localidad de 49 y El Cerrito en Ojo de Agua, acribillado a tiros.
Según revelaron fuentes judiciales y policiales consultadas, hasta anoche no se había logrado identificar al cuerpo —aproximadamente entre 30 y 35 años— pero se supo que en nuestra provincia no existen registros de personas desaparecidas que coincidan con las características del cuerpo hallado.
Al parecer el cuerpo tendría heridas de bala en el parietal derecho, otro en el cuello y tres en el torso. Además los médicos extrajeron los proyectiles que quedaron alojados en el cuerpo los cuales serán peritados por especialistas de balística.
También indicaron que los forenses realizaron extracción de huellas dactilares los cuales serán peritados de forma biométrica en el registro de personas para poder identificarlo.
Fuentes cercanas a la investigación expresaron que las pesquisas sospechan que el lugar donde se encontró el cuerpo no sería el lugar del cuerpo y estima que podría haber sido descartado en esa zona ya sin vida.
Además, revelaron que por la postura del cadáver —una de sus piernas se encontraba dada vuelta, aparentemente fracturada, más cerca del torso— sostienen que podría haber sido lanzado sobre los pastizales.
Mientras tanto, los investigadores esperan los informes solicitados en distintas provincias entre ellas Salta y Córdoba donde se encuentra una comitiva de la policía santiagueña realizando averiguaciones.
Antes de ser acribillado a tiros, habría sido torturado
Si bien todo es materia de investigación, fuentes cercanas a la causa revelaron que habría una sospecha de que el cadáver podría ser de un sujeto oriundo de Salta. Para ello esperan informes solicitados.
Los investigadores manejarían la hipótesis de que el crimen, tal como lo adelantó EL LIBERAL en su edición de ayer, estaría vinculado al narcotráfico.
Además sospechan que antes de ser ejecutado a tiros, podría haber sido torturado por al menos varios días. Cabe remarcar que por estado de descomposición en el que fue encontrado el cadáver llevaba más de tres o cuatro días sin vida. Hasta el cierre de la presente edición todo era materia de investigación.
Fuente: El Liberal


Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios