El Temporal provoco serios daños a familias e instituciones del sur santiagueño.



Un feroz temporal dejó rastro de destrucción en el sur de Santiago del Estero después de días de temperaturas extremas. Las familias damnificadas principalmente de Horcos Tucucuna (Dpto. Quebrachos y Chilca Juliana, Dpto. Salavina) describieron como una "cola de tornado", generando una gran devastación a su paso, provocando importantes perdidas económicas de las familias.
El impacto provocó la voladura de techos de la capilla de Belgrano, de un deposito de la Escuela y techo de una viviendas  en Horcos Tucucuna. Además, se reportaron graves daños en la red eléctrica de la zona y un sin números de arboles caídos.
El sacerdote de Los Telares, lamento la voladura del techo de la capilla de Santa Lucia, Dpto. Salavina.
Testimonios de los residentes de Chilca Juliana describen la magnitud del fenómeno. Uno de ellos relató: "Fue una cosa de terror, mi hijo lloraba. Era una tormenta de granizo y viento. No pensé que fuera un tornado. Levantó plantas, techos, de todo. Afortunadamente, solo se me levantó el techo del garaje y se doblaron dos chapas. No tuve más daños. Pero la antena de una radio cayó hacia el otro lado. Podría haber caído sobre mi casa. Una experiencia que nunca había vivido en todos estos años".Otro residente de Chilca Juliana, afectado por el temporal, comentó: "El viento derribó casas, incluso los dos clubes de la zona. Las tapias fueron arrasadas. Los postes de luz también fueron derribados, dejándonos sin electricidad. Fue un desastre, un ciclón. Las chapas volaban por encima de las casas. Donde estoy ahora, en casa de mi cuñada, no hubo daños, solo se voló una chapa del techo. Pero en otros lugares, el daño fue considerable. Llovió mucho y ahora hace fresco, pero el tornado causó estragos".





 

Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios