Futuros sacerdotes caminaron más de 1.000km para unir las imágenes de la Virgen de Sumampa y Virgen de Luján.

 

Más de 20 seminaristas de la Arquidiócesis de Buenos Aires cumplieron su meta de caminar más de 1.000km en peregrinación con la imagen de Nuestra Señora de Luján hacia el vallecito de Sumampa Viejo, donde se encuentra el santuario histórico nacional de Nuestra Señora de la Consolación de Sumampa, patrona del Pueblo santiagueño.
Después de de más de 22 días de peregrinación a pie, llegaron a la ciudad de Sumampa con la imagen de la virgen Luján, patrona de la patria, donde fueron recibidos por autoridades y vecinos, quienes agradecieron tan noble gesto de fe y devoción de los futuros sacerdotes.
Los seminaristas Pablo Nieto, Pedro Furfaro, Claudio Cuellar y Agustin Lospice, dialogaron con Diario Sud, donde manifestaron "Esta peregrinación misionera recorrió, como hace casi 400 años, ese camino real de las dos hermanas: Virgen de Sumampa y Virgen de Lujan. Esta misión no se trataba solo de llegar, sino que en el recorrido ir anunciando el Evangelio, recogiendo para el corazón de la virgen las intenciones y los rostros de los hermanos encontrados en el camino. La idea era ir testimoniando la presencia de María, que es cercanía y consuelo, en cada pueblo por donde se pasaba".
La imagen fue recibida por feligreses y jinetes quienes acompañaron en procesión a hasta el Santuario de Nuestra Señora de la Consolación de Sumampa. Cumpliéndose el recorrido que realizó nuestra patrona de Sumampa al llegar en el año 1630 a estas tierras, donde se levantó un santuario que permanece hasta el día de hoy.
Previo a la llegada, se contó con dos grupos de seminaristas: los que peregrinavan y los que realizaron charlas, misa y visitas a vecinos de Sumampa viejo y Ramirez de Velazco.
“Había dos equipos: a medida que un grupo caminaba, el otro iba preparando el lugar en el pueblo siguiente y lo iba misionando. La Virgen llegaba, visitábamos el barrio y, al día siguiente, continuaba la peregrinación”, reveló sobre la experiencia Nicolás Bouza, estudiante del séptimo año del seminario.
De la peregrinación misionera participaron todos los seminaristas, a quienes se sumaron algunos jóvenes de las parroquias porteñas, sacerdotes de la arquidiócesis, algunos formadores y directores espirituales.
En Sumampa Viejo, los seminaristas dieron gracias a la imagen de Virgen de Sumampa y fueron recibidos por el padre Vicentino Cayo Palacios junto a colaboradores del santuario.












Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios